HOME | IMPORTANTE INFORME | NOVEDADES | DIETAS | CROTOXINA | GORGOJOS | Templos MILAGREROS | TRAMPAS | tipos de CANCER | Aloe-vera
GORGOJOS
 
imagen
imagen
Lo más barato para la salud, puede salir caro.
No se requiere pedir consulta previa, no hay Institutos que apoyen este servicio y el método es sumamente económico.
Esta constumbre nace en Argentina. El enfermo de cáncer toma un gorgojo vivo (mide unos cinco centímetros) y lo coloca en miel, leche, agua, yoghurt, helado, gelatina, lo que prefiera y lo digiere. Si le produce asco este procedimiento puede comprar cápsulas vacías con el insecto dentro en farmacias y droguerías, la industria ya vio en negocio.
El primer día consumirá uno, el segundo dos así hasta el día 70, luego disminuirá hasta llegar a uno, procedimiento donde consumirá unos 4.900 gorgojos en esos 140 días. Podrá repetir la operación después de un mes.

La coleoterapia nace hace poco tiempo de la mano de un Argentino analista de sistemas misionero, Ruben Dieminguer el cual mantiene la hipótesis que los gorgojos liberan en el organismo un liquido que llama “coleotoxina” que estimula el sistema inmunologico, pero no actúa sobre la enfermedad.
De esta manera el gorgojo puede ser usado para todo tipo de dolencias que van desde el Parkinson y psoriasis, pasando por distintos tipos de cánceres hasta artrosis, asma y diabetes.
La cura de estas enfermedades se basa en un simple fundamento según explica el mismo Dieminguer:

“...no existe ningún fundamento que explique como trabaja el procedimiento...”.

La hipótesis se basa en la acción antineoplásica natural obtenida por la ingesta del "Tenebrio Palembus Dermestoides" que liberaría en el organismo proteínas, una cadena de aminoácidos y una sustancia desconocida cuya acción incentivaría el sistema inmunológico activando la generación de linfocitos "T" que tendrían una actividad antiviral, antiproliferica e inmunomoduladora".

Ningún análisis de laboratorio, ningún procedimiento de protocolo de investigación, tampoco un registro personal que más pudiera mostrar casos y resultados.
Cuando el periodismo sale a buscar resultados solo encuentra personas que los consumen o aquellos que abandonaron porque no les resultaba, no pueden lograrse notas con un solo caso de cáncer, SIDA u otra enfermedad en la cual se haya logrado algo significativo.
La moderna tecnología del Internet propaló rápido la noticia formándose verdaderas “cadenas de gorgojos”, hoy se especula que unas 150.000 personas esperanzadas los consumen en silencio.
Las personas que crían los gorgojos los regalan y a quien los necesite, se les entrega una pequeña colonia para que se inicie como criador.
Pero, en verdad el gorgojo a montado una pequeña y productiva industria casera, los frascos con gorgojos cuestan entre "5" y "7" pesos argentinos listos para consumir (alrededor de 2 dólares el frasco) y un laboratorio ya "los encapsula" para venta por mayor en farmacias, los insectos parecen astronautas en sus capsulas. La provincia de Mendoza destaca como la de mayores criaderos de gorgojos.
Los médicos no pueden determinar cuando se les consulta alguna efectividad, simplemente porque no existen estudios o registros, solo piden no se abandonen los tratamientos, pero muchos pacientes de cáncer lo hacen y los resultados son terribles.

El Ministerio de Salud no puede tomar cartas en el asunto porque cualquiera puede consumir los insectos que quiera a título de lo que le plazca pensar.
La mecanica en que se basa la cura, es la misma que usan otros métodos inservibles, donde asegura que activa el poder inmunológico. Esto permite manejar el producto para todo tipo de problema de salud.
Lo curioso aquí es que no se usan hierbas, extractos especiales, líquidos milagrosos o quimicos extraños, simplemente se ingieren insectos.
Nadie medica los insectos, por lo tanto se transforma en una "creencia popular", sin control, sin conciencia, donde algunos ganan un dinero vendiendo gorgojos y el resto expone su vida a un final trizte si abandona los tratamientos convencionales.
imagen
SERVICIO DE ASISTENCIA A DISTANCIA CLIC AQUI
.